Buscar

¿De dónde vienen los monstruos que te asustaban cuando eras un niño?

10:23 - 18/06/2017
  • Los asustadores de niños son mitos habituales en España
  • En otros países hispánicos también son habituales estas historias
  • Muchos de ellos están basado o, al menos, tienen un origen real
Más noticias sobre:
Una sombra recorre el bosque. Imagen: Pixabay

Se consideran asustador de niños a todos esos monstruos y mitos del folclore hispano que, tanto padres como abuelos, utilizan para asustar a los más pequeños de la casa. Generalmente estas historias se utilizaban para hacer que los menores cumpliesen las normas de los mayores o para evitar que saliesen a la calle cuando ya había anochecido. En muchos casos estas historias para asustar niños tienen su origen en algunos hechos reales.

El hombre del saco

El hombre del saco, también conocido como el viejo del saco o simplemente como el Coco, es uno de los más conocidos y extendidos en el folclore infantil hispano. Su representación es la de un hombre que vaga por las calles cuando anochece, buscando niños pequeños que poder llevarse con él. Generalmente los mete en un gran saco de donde no puedes escapar, de ahí el nombre. Tiene su origen en numerosos criminales reales y famosos, que se dedicaban a secuestrar y asesinar niños, sin embargo, no está inspirado en ninguno de ellos en concreto. Este asustador de niños es común en toda España y en otros países.

La mano negra

Es un monstruo infantil bastante habitual de la geografía española, que se conoce desde Castilla-La Mancha hasta Galicia. Se trata de un ser diabólico con capacidad para adoptar la forma de una enorme mano negra fantasmal que ataca a las personas, especialmente a niños cuando caminan por la calle de noche. Este mito tiene variaciones según el lugar en donde uno se encuentre en nuestra geografía. En Segovia ataca a las personas distraídas arrancándoles los ojos. En Ciudad Real es un ente femenino de cabellos largos y unas enormes manos con uñas negras, que siempre está al acecho para llevarse a los niños a su madriguera.

Apariciones en la noche. Imagen: Pixabay

El Sacamantecas

En ocasiones se confunde con el Coco o el Hombre del saco, sin embargo, en el mito del Sacamantecas hay algunas variaciones importantes. Su origen son diferentes asesinos españoles del siglo XIX que actuaban como el sacamantecas. ¿Qué hace exactamente este mito? Recorre las calles, especialmente las nocturnas, para llevarse a niños y mujeres. El objetivo de este monstruo infantil sería el de extraerles la manteca a sus víctimas (grasa corporal) para hacer ungüentos curativos o jabones. Durante la Edad Media se pensó que la grasa de jóvenes sanos podía curar enfermedades, así que estos crímenes fueron habituales.

Tío Saín

La leyenda del Tío Saín es una de las más extendidas en la región de Murcia, más concretamente Lorca. Durante años, el Tío Saín ha formado parte de las pesadillas de los años. Empleado como recurso para que los más pequeños se fueran a la cama, aquellos que decían hacerse los remolones, escuchaban todo tipo de historias sobre el Tío Saín. La más conocida es la referente a su presencia: siempre en solitario, utilizando atajos desde su choza en la montaña para llevarse a los niños, sacarles toda la sangre y luego arrojarlos por el aljibe.

Guajona

Viajamos hasta Cantabria para conocer una de las leyendas clásicas de España, pero también una de las más oscuras y terroríficas para los niños. Hablamos de la Guajona, también conocida como Lumia. Una suerte de monstruo mitológico, con grandes semejanzas a una bruja en su versión más horripilante. Con un aspecto pálido, un tamaño desmesurado y unas facciones dignas de las peores pesadillas. Los padres no dudaban en utilizarla como recursos entrando en todo tipo escabrosos detalles. Algunos de ellos y los más característicos son el colarse en las viviendas a escondidas, morder a los niños con su diente y succionar toda su sangre.

Comentarios 0