Buscar

Los cinco lugares más sucios de tu casa

14/07/2017 - 9:26
  • Los lugares con más gérmenes suelen estar a nuestro alcance a diario
  • Un teclado de ordenador tiene más bacterias que un váter
  • Lejía y todo tipo de productos desinfectantes son necesarios para evitar problemas .0
Más noticias sobre:
Mopa. Imagen: Pixabay

Si piensas que limpiar a conciencia toda tu casa pondrá fin a las bacterias, estás equivocado. En tu hogar hay lugares que has pasado por alto y son, sin lugar a dudas, los ideales para que los gérmenes se acumulen por doquier, por no hablar de que además son los que más utilizas a diario.

Limpiar la casa de arriba a abajo puede suponer una tarea de órdago para muchas personas. Requiere esfuerzo, y por qué no decirlo, también meticulosidad. Ninguna esquina puede quedarse sin limpiar, quedando así impoluta. Veremos pues recompensado nuestro esfuerzo con un hogar que huela a limpio, alejado del polvo y un suelo en el que casi podamos ver nuestro reflejo.

Pero, ¿estás seguro de haber desinfectado y limpiado a fondo de gérmenes la casa? Te adelantamos que estás profundamente equivocado si piensas que tras una paliza de horas de trabajo la respuesta ha sido afirmativa. Son varios los estudios que demuestran que precisamente los sitios en los que más se acumulan las bacterias no son sitios como la taza del váter, la encimera de la cocina o el propio suelo.

Teclado

Sorprende encontrar al teclado de nuestro ordenador como el utensilio de casa que más gérmenes es capaz de almacenar por centímetro cuadrado. Todo tipo de manos pasan por el teclado, unas más limpias y otras menos. Bastan apenas unos minutos con las manos sobre el teclado para que el polvo y las células muertas se acumulen en el periférico. Aunque no es imprescindible limpiarlo todos los días a fondo, no está de más tener bien cerca un plumero.

Picaportes

Otra de las zonas que más suciedad y gérmenes suele acumular en nuestra vivienda es, con total seguridad, el pomo de la puerta. Da igual que sea la referente a la puerta de la calle o el cuarto de baño. Se recomienda desinfectar a conciencia todos y cada uno de los picaportes, aplicando el mismo proceso a muebles como armarios o cajones. A nadie le gustaría tocar un picaporte que ha pasado por unas manos recién salidas del baño y que éstas no han sido lavadas, ¿verdad?

Pomo de la puerta. Imagen: Pixabay

Interruptores

Al igual que los picaportes de las puertas, los interruptores juegan también un papel crucial a la hora de ser un nido de gérmenes. Los activamos a diario, algunas veces más de la cuenta, por lo que también requieren de un cuidado y limpieza habitual.

Cubo de la basura

Si hay un objeto en casa al que acudimos con bastante frecuencia, ese es el cubo de la basura. Lo solemos tener en la cocina, pero también en otras habitaciones. Desinfectarlo con lejía es un proceso clave si hablamos de un elemento en el que a menudo suele vertirse alimentos como pescado, carne y otros en peor estado. Y no, el que haya una bolsa de basura cubriéndolo no es excusa.

Los estropajos para fregar

La cocina es, como ya sabréis a estas alturas, uno de los lugares de nuestra vivienda que más gérmenes acumula. Pero no sólo de bacterias vive la vitrocerámica, el horno o la encimera; sino también los estropajos para fregar. Restos de comida, salsas y todo tipo de suciedad se acumula en los platos y vasos, siendo el estropajo el medio ideal para limpiarlos. Pero, ¿y qué pasa con éstos últimos? También merecen una puesta a punto a fondo, y si podemos cambiarlos cada pocas semanas, mejor que mejor.

Comentarios 0