ViralPlus

¿Por qué te pica la piel cuando haces un planchazo en el agua?

  • Sentir picor o dolor en el vientre son algunas de las consecuencias del 'planchazo'
  • La superficie del agua es más dura de lo que puede parecer
  • Los planchazos pueden ser peligrosos y provocar lesiones internas
Niño en una piscina. Imagen: Pixabay

Nadar en una piscina es sinónimo de disfrutar de un momento de relax tras un día agotador. Darse un chapuzón para combatir las altas temperaturas es lo más común en esta época del año. El oasis de agua azul de las piscinas prometen horas de diversión, pero seguramente alguna vez te has tirado de plancha y te has retorcido de dolor. ¿Quieres saber por qué pica tanto?

Algunas piscinas son como estadios llenos de agua fresca. Puedes ponerte las gafas de buceo y explorar el fondo de la piscina fingiendo que es un arrecife. Inclusive hay todo tipo de colchonetas y pistolas de agua para asegurar un día de diversión. Otras personas, por lo contrario, prefieren nadar y escurrirse dentro del agua o simplemente hacer ejercicio cruzando la piscina de un lado a lado.

Muchas piscinas tienen más de un trampolín con varias alturas. Los típicos trampolines no suelen estar a más de un metro o exageradamente separado del borde del agua. Los niños aman este tipo de tableros: saltan sin pensárselo dos veces a modo de bola o de cabeza como si fueran expertos en natación. En este último caso, el encuentro con el agua no es siempre tan gracioso y divertido, pues los famosos 'planchazos' duelen y, en algunos casos, pueden dejar una tupida marca roja.

Cuando salpicas a tus amigos con una gran 'bomba', todo el mundo se divierte. Pero cuando no se ha calculado bien la manera de introducirse en el agua y nos encontramos de lleno con el planchazo, se siente un picor que puede doler y se ve reflejado en el vientre. Pero, ¿por qué pica?

Aunque el agua pueda parecer suave y refrescante, su superficie es en realidad bastante dura, especialmente cuando se entra a cierta velocidad. Es decir, la tensión superficial del agua se tiene que romper para poder entrar. Cuando hacemos una inmersión perfecta, las manos separan el agua creando un punto de entrada para que el resto del cuerpo se deslice con cierta gracia. Sin embargo, cuando se hace un planchazo de vientre, toda la superficie del cuerpo tiene que romper el agua para poder entrar.

Cuanto mayor es la superficie del cuerpo que impacta en el agua, mayor será la fuerza de resistencia de su superficie. Si el cuerpo entra en el agua con velocidad, crea un gran impacto que puede sentirse similar a caer sobre el hormigón. Además, el cuerpo tiene cierta energía cinética que se convierte en ese ruido estremecedor que se escucha. Parte de la energía cinética del cuerpo también se convierte en calor en la piel, por eso duele.

Aunque la mayoría de planchazos no causan lesiones graves, no significa que ciertamente puedan hacerlo. A parte de moretones o que pique la piel, existe la posibilidad de tener lesiones abdominales que afectan a los órganos internos; como el hígado, los riñones, el páncreas y los intestinos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin