Buscar

Zapatillas de running, ropa para bebés y otras prendas que jamás debes meter en la lavadora

19/02/2018 - 13:25
  • La máquina de lavado puede estropearse al no tener en cuenta lo que metemos
  • Tienen muchas funciones que se pueden aprovechar para limpiar algunos artículos
Lavadora. Imagen: Pixabay

No hay nada peor que la ropa encogida o una lavadora rota. Aunque no hace falta tener un título de ingeniero para saber poner una lavadora y teniendo en cuenta que no es una de las actividades más excitantes del mundo, siempre seguimos las mismas rutinas y cometemos los mismos errores, razón por la cual la máquina de lavado se puede estropear.

Actualmente las lavadoras tienen muchas funciones que podemos aprovechar para que nuestras prendas duren más, luzcan como el primer día y estén siempre limpias. Hay algunas prácticas a seguir, como poner el programa según la ropa que metemos, separarlas por colores o tejidos... Pero vale la pena un esfuerzo extra en asegurarse en que estas cosas nunca terminen en tu próxima carga.

Monedas

Euro. Imagen: Pixabay

Nos ha sucedido a todos. Estás en cualquier comercio, pagas en efectivo, recuperas el cambio y lo guardas inmediatamente en el primer bolsillo que encuentras. Lo siguiente que sabes es que la lavadora hace más ruido de lo habitual y te das cuenta que todas esas monedas están nadando dentro. Estas pequeñas piezas de metal pueden parecer inofensivas, pero pueden causar daños graves en tu máquina de lavado.

Las monedas pueden dañar directamente a la bomba de drenaje si pasan por el filtro. La solución para evitar esto es vaciar los bolsillos antes de poner una lavadora. Esos céntimos también podrían quedar atrapados en el tubo y bloquearlo hasta el punto de que el agua no drene o incluso rayar el cristal frontal. O, lo que es peor, podrían dañar el tambor y perforar el tanque exterior, lo que podría costar cientos y cientos de euros en repararlo.

Lencería

Lencería. Imagen: Pixabay

Es lo más fácil que puede caer en el interior de la lavadora con el resto de la ropa interior. Desafortunadamente, esto podría ser una mala noticia tanto para la lencería como para el tambor. Los ganchos y alambres de la lencería sobre la ropa interior se adhieren unas con otras, incluso sobre sí misma, lo que da como resultado rasgaduras y agujeros.

Esto es prácticamente lo mismo para sujetadores con aros, también pueden engancharse a partes de la lavadora y dañar el interior de la máquina. La solución es optar por lavar este tipo de prendas tan delicadas a mano o comprar una malla de lencería para lavarlas y así no arruinar el resto de ropa.

Pelos de mascota

Gato. Imagen: Pixabay

Si tienes un animal de compañía, hay muchas probabilidades de que puedas dar fe de que el pelo de las mascotas aparece en todas partes. En chaquetas, alfombras, toda la cama, pantalones, camisetas… ¿La peor parte? Todo ese pelo puede agruparse dentro de la máquina, lo que puede obstruir las bombas y pegarse a los lados del cilindro de lavado. La solución es programar la lavadora en caliente y asegurarse de retirar los excesos después de cada carga.

Zapatillas de running

Running. Imagen: Pixabay

Mientras que las deportivas son generalmente aptas para cualquier tipo de lavado, tratar de lavar las zapatillas de running puede terminar siendo un error bastante caro, especialmente si terminan encogiéndose. Si debes lavar las zapatillas de correr y su etiqueta dice que son seguras para la máquina, se sugiere quitar las plantillas y colocar cada zapato en una funda por separado. Pero además, se sugiere lavarlas junto con toallas para que actúen como cojines.

Ropa para bebés

Ropa bebé. Imagen: Pixabay

La ropa tan pequeña como los calcetines para bebés también se pueden estancar en lugares que no son tan fáciles de alcanzar. Este tipo de prendas pueden abrirse paso en los orificios de ventilación y mangueras de la lavadora. Nadie quiere lidiar con una inundación; en su lugar, la ropa para bebés se debe meter dentro de la máquina en una bolsa de malla para asegurarse de que nada escapa.

Exceso de ropa

Cesto de ropa. Imagen: Pixabay

Puede que lo más fácil sea meter todo lo que se pueda dentro de la lavadora para terminar antes, pero la realidad es que no estás haciendo un favor ni a ti, ni a tu cartera. Cuando la lavadora está llena hasta el borde, no hay margen de maniobra para que la ropa se mueva, se lave y centrifugue. Sin mencionar que el exceso de prendas podría dañar la suspensión y los rodamientos de la lavadora.

Comentarios 0