ViralPlus

¿Te responden con una pregunta? Ocho formas de saber si te están mintiendo a la cara

  • Hay muchas pistas que revelan incluso el nivel más sofisticado de mendacidad
  • Algunas claves objetivas basadas en cambios psicológicos y de actitud
Mentir. Imagen: Pixabay

Cazar a alguien que está mintiendo no es una tarea fácil, pero resulta que existen muchas pistas que revelan incluso el nivel más sofisticado de mendacidad. Si sospechas que alguien está tratando de engañarte, hay algunas expresiones y gestos corporales en los que puedes fijarte para saber -sin necesidad de utilizar un polígrafo- que te están mintiendo a la cara.

La gente miente en conversaciones de lo más esporádicas para parecer más competentes y cercanos. Y aunque tanto hombres como mujeres mienten con la misma frecuencia, es difícil acusar de mentiroso a alguien en cualquier entorno debido al sentimiento de culpa que surge por ser desconfiados.

Sin embargo, te damos algunas claves objetivas basadas en cambios psicológicos y de actitud bien documentados que pueden emplearse para evaluar la veracidad de las palabras de otras personas.

Lenguaje corporal

Alguien que miente, lo mostrará con su lenguaje corporal. A menudo se encogen sobre sí mismos, encorvados y hundidos para proteger subconscientemente el cuerpo mientras te engañan. Cruzar los brazos -una postura defensiva- es un signo potencial de fingimiento, por ejemplo.

Cambia de tema

Normalmente, cuando alguien miente intenta contar historias que tratan de desviar la atención del tema principal.

Dan muchos detalles

Por regla general, los mentirosos hablan más de lo necesario y dan más información y detalles de la que en realidad se les ha pedido. A veces, permanecer en silencio durante un breve período de tiempo sirve para que estos sujetos engorden su mentira mientras tratan de convencerse a sí mismos de su propio embuste.

Presta atención a su historia

Los mentirosos tienden a cambiar la historia cada vez que la cuentan. A menos que sean increíblemente hábiles para mentir, tendrán inconsistencias en lo que dicen. Intenta hacer memoria de lo que te dijo, y vuelve a preguntar.

Responden a una pregunta con una pregunta

Un mentiroso no dirá nunca que ha hecho algo mal; responden de forma esquiva, con una pregunta de vuelta a la persona que no tiene nada que ver.

Generalmente, el inocente dice directamente "no" cuando se le pregunta si ha hecho algo malo. Un mentiroso tiene dificultades para contestar cualquier pregunta.

Se toca la nariz o se cubre la boca

Las personas suelen tocarse la nariz mucho más cuando mienten y mucho menos cuando dicen la verdad. De igual manera, quien miente suele taparse la boca o poner las manos cerca, como si quisiera tapar las mentiras inconscientemente.

Fíjate en los ojos y cómo los mueve

El contacto visual es íntimo, vulnerable, y muchos mentirosos no pueden mirar cuando están escondiendo algo. Cuando recuerdan detalles reales, los ojos suelen moverse hacia la izquierda si la persona es diestra. Cuando alguien diestro inventa una historia, sus ojos se mueven a la derecha.

Sin embargo, un mentiroso no siempre evita el contacto visual. Los seres humanos solemos romper el contacto visual cuando deseamos recordar algo o explicar algo detalladamente.

Se mueven de forma nerviosa

Debido a que la mentira activa el sistema límbico, cuyo objetivo es mantener la calma bajo estrés, los mentirosos pueden tener dificultades para permanecer quietos. Se mueven de forma nerviosa para quemar esta energía y, habitualmente, lo hacen eliminando pelusas imaginarias de la ropa, frotándose el brazo o moviendo repetidamente una pierna.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin