Buscar

¿Alergia o resfriado? Cinco formas de aprender a distinguirlo

4/04/2018 - 13:34
  • Relacionamos la primavera con el sonido de los pájaros, pero hay otro ruido menos agradable
  • Los síntomas de la alergia y del resfriado son casi idénticos, ¿cómo diferenciarlos?
Más noticias sobre:
Resfriado. Imagen: Gettyimages

Comúnmente relacionamos la primavera con el sonido de los pájaros, pero hay otro ruido menos agradable que también llega en esta época del año: el de los estornudos. Y junto a ellos, los desagradables síntomas de picor de ojos, la congestión nasal y el dolor de cabeza que causa la alergia. ¿Cómo podemos saber diferenciarla de un resfriado?

Es bien sabido que cuando nos resfriamos aparece la tos, los estornudos, la mucosidad, dolor de cabeza, y ojos llorosos. Todo ello lo tenemos que padecer entre tres y cuatro días, tiempo que tardan en disminuir los síntomas del catarro espontáneamente tras su derrota contra nuestro sistema inmunitario.

Los síntomas de la alergia y del resfriado son casi idénticos, razón por la que hoy te desvelaremos cinco trucos para aprender a distinguirlos.

1. Picor de ojos. Una de las señales más evidentes de que lo que padeces es alergia es el picor de ojos y el lagrimeo constantes. En un resfriado común podemos tener la sensación de hinchazón en los ojos, tenerlos llorosos y algo rojos, pero en el caso de una alergia se irritan de manera que es fácil distinguirlo.

2. Dolor de cabeza. El dolor de cabeza o músculos pueden derivarse de las células inflamatorias que atacan una infección, lo que indica un resfriado o gripe. Y aunque durante los catarros puede ser un síntoma muy habitual que se manifiesta como un dolor intenso en las sienes, en una alergia el dolor aparece de manera esporádica y menos persistente.

3. Estacional. Tanto los catarros como las alergias pueden ser estacionales, pero las alergias son mucho más fáciles de detectar que los resfriados. Éstas ocurren predeciblemente en la misma época del año o cuando el agente ofensivo de polvo, polen u otros factores están a tu alrededor. Eso es, generalmente, durante la primavera: las plantas y árboles florecen y los niveles de polen son altos.

4. Fiebre. Si bien es cierto que las alergias se conocen como "la fiebre del heno", normalmente no vienen acompañadas de calentura. La gran mayoría de las alergias no tienen nada que ver con la fiebre. Sin embargo, cuando contraes una infección viral, una de las principales formas en que el cuerpo ayuda a combatir la infección es aumentando la temperatura del cuerpo.

5. Erupción cutánea. El eczema es una irritación de la piel con picazón que generalmente se identifica fácilmente por una erupción roja en la dermis, pruriginosa y escamosa. Si esto está presente en alguna parte del cuerpo, es probable que tengas algún tipo de alergia. El resfriado nunca debe presentar erupciones cutáneas de este índole, a menos que se trate de fiebre.

Comentarios 0