ViralPlus

El cuervo que trata de comprar un billete de tren se hace viral en las redes

  • Coinciden que en las últimas décadas no han dejado de causar problemas
  • Esta vez han sido los pasajeros de la estación los que han sufrido el enfado de uno
Imagen: Twitter/@kinoshi42155049

Nadie sabe exactamente el número de cuervos que hay en Japón, pero muchos coinciden en asegurar que en las últimas décadas no han dejado de causar problemas. Estos pájaros han sido siempre una amenaza para los agricultores nipones y sus cultivos, pero recientemente han proliferado también en las ciudades, donde su tétrico graznido se ha convertido en uno más de los sonidos urbanos.

En esta ocasión han sido los pasajeros de la estación de Kinshicho, Tokio, los que han tenido que sufrir el enfado de un cuervo. Al parecer, según se comenta en las redes niponas, el cuervo en cuestión quería sacarse un billete de tren.

Sin embargo, no estaba familiarizado con las nuevas tecnologías y las máquinas para hacerlo, así que se enfureció y terminó tomando prestada una tarjeta de crédito. Y es que estas aves negras están muy acostumbradas a vivir junto a los humanos, razón por la que no temen en invadir sus espacios personales.

El usuario japonés, Kinoshita Shoji, subió el vídeo a través de su cuenta de Twitter para mostrar las fechorías de este cuervo enfadado. Puede verse como el pájaro controla una de las máquinas que los viajeros utilizan para comprar su billete, pasando por robar la tarjeta de crédito de una viajera que tenía justo al lado.

Se ha llegado a demostrar en el pasado que los cuervos se encuentran entre los animales más inteligentes del mundo, capaces de utilizar herramientas, resolver problemas complejos e inclusive prever eventos futuros. Tal es así que podemos ver cómo este cuervo es capaz de imitar algunos comportamientos e intenta provocar una reacción en la máquina o en las personas que lo rodean. No obstante, y a pesar de que pudo llegar muy lejos en el proceso de compra, el cuervo terminó por devolverle la tarjeta de crédito a su dueña y no logró pagar su ansiado billete de tren.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0