Buscar

¿Te cuesta beber agua? Cinco formas de estar siempre hidratado

30/05/2018 - 13:04
  • En verano es fácil verse afectado por la deshidratación: no lo vemos venir
  • A medida que pasan las horas es de suma importancia beber agua
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

El verano es el mejor momento del año para hacer deporte al aire libre, irse de vacaciones con la familia, hacer barbacoas con amigos, divertirse en festivales musicales y disfrutar de la longevidad de los días. Sin embargo, mientras disfrutas de esas actividades y del clima, es fácil verse afectado por la deshidratación, una afección que la mayoría de personas nunca ve venir.

El cuerpo humano está compuesto por más de la mitad de agua y la utilizamos prácticamente para todas las funciones corporales: desde la regulación de la temperatura hasta la eliminación de residuos mediante sudor, pasando por la conducción de oxígeno a las células. Es por eso que te sientes tan fatigado, mareado o de mal humor cuando estás deshidratado.

Si bien es cierto que un vaso de agua es la forma más conocida de mantenerse hidratado, hay muchas otras opciones alternativas. Es por ello que hoy hablaremos de cinco cosas que puedes aplicar en tu día a día para hidratarte.

1. Cómelo

¿Quién dice que el agua no puede ser comestible? Los alimentos pueden representar aproximadamente el 20% de tu ingesta diaria de líquidos y, por lo tanto, son un componente fundamental a tu estado general de hidratación. Afortunadamente, existen muchos alimentos ricos en agua, carbohidratos y minerales que están en temporada como la lechuga, el melón, la sandía, los tomates y las fresas.

2. Bébelo

La mayoría de las bebidas (sin alcohol, por supuesto) contribuirán positivamente a tu ingesta diaria de agua. Por ejemplo, la leche es una excelente fuente de calcio que mantiene los huesos en óptimas condiciones. No obstante, los productos con lactosa son mejores que el agua y las bebidas deportivas para la rehidratación y la recuperación corporal después de hacer ejercicio. Otras bebidas que debes tener en cuenta son el té, los batidos, agua de coco o incluso el café.

3. Comprueba el color de tu orina

El color y consistencia de la orina puede advertir tu estado de hidratación. Observando su color podemos conocer información útil sobre el nivel en el que estamos hidratados:

Sin color, transparente: has bebido mucha agua.

Amarillo pálido: estás saludable y correctamente hidratado.

Amarillo oscuro: indica que no has bebido suficientes líquidos y, por tanto, los riñones se esfuerzan más en filtrar orina.

4. Si bebes alcohol, añade hielo

Es evidente que el alcohol deshidrata, pero puedes reducir ese efecto agregando hielo a la bebida. De esta forma te mantendrás hidratado a medida que el hielo se derrite. O si lo prefieres, intenta beber un vaso de agua por cada copa que consumas.

5. Ponte un recordatorio de que tienes que beber agua

Si estás entre el grupo de personas a las que se les olvida beber agua durante el día, tener una alarma con un recordatorio puede ser una forma útil de reprogramar la mente para mejorar los hábitos de hidratación. Para ello, simplemente configura el despertador de tu móvil cada hora (ya que probablemente lo llevas a todos lados). Cuando apagues la alarma, bebe un vaso de agua.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0