Buscar

Con este truco evitarás las picaduras de las avispas en verano

16:45 - 24/06/2018
  • La apifobia es el miedo irracional a las avispas y abejas
  • Hay numerosos insecticidas, pero existe un remedio mucho más natural
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Con la llegada del calor, las abejas y avispas invaden nuestros jardines y playas. Los árboles y plantas ya están todos en flor, lo que significa que cada vez más abejas se dejarán ver a su alrededor. La picadura de una avispa o abeja puede llegar a ser muy peligrosa; en la mayoría de los casos por suerte el dolor es soportable pero hay casos en los que puede ser mortal.

Para colmo, la abeja es un animal muy resistente, y cada año llegan nuevas especies de avispa asiática que proliferan en nuestro país. Te recordamos que si te encuentras con un nido de abejas en tu jardín es mejor que avises a las autoridades pertinentes, ya que aunque no seas alérgico, muchas picaduras simultáneas pueden causar serios problemas o incluso la muerte.

En circunstancias normales una picadura de abeja genera hinchazón y enrojecimiento en la piel que puede durar varios días, y no hablemos del dolor. Sin embargo, las personas alérgicas deben tener extremo cuidado porque la picadura puede provocar un shock anafiláctico que puede ser mortal.

La apifobia, también conocida como melisofobia, es el miedo irracional a las avispas y abejas. Mucha gente sufre este miedo incontrolable a estos insectos, y no puede evitar salir corriendo al ver uno. Tanto es el miedo que hay muchos accidentes de tráfico registrados que han sido causados por el miedo que produce en algunas personas que una abeja se cuele en el coche.

Hay numerosos insecticidas y productos químicos especializados en repeler a las abejas y avispas, pero resulta que existe una solución mucho más natural: la rosa. Según una investigación de un equipo especializado de la Universidad de Kochi, dirigido por el profesor Kim Chul-sa.

Es un ingrediente común en perfumes y como aromatizante de alimentos

Imagen: iStock

El aroma de las rosas contiene alcohol fenetílico, un compuesto que repele a las avispas. Este es un ingrediente común en perfumes y también como aromatizante de alimentos. Rociarse con productos que contengan este tipo de alcohol ayuda a mantener a estos insectos a raya.

Como un efecto adicional, se dice que los productos que contengan alcohol fenetílico evitan que la avispa emita una feromona cuya función es llamar a sus compañeras y atraerlas a cierto lugar. El descubrimiento de esta propiedad se basa en un hallazgo del profesor Ichikawa Toshihide, de la Universidad Kagawa, que estudiaba el comportamiento de las abejas ante la savia de roble japonés.

Comentarios 1

#1
01-07-2018 / 23:06
Pascual Conrado
Puntuación 0

las abejas están salvando al planeta de humanos guarros, así que tened cuidado de como hablais de ellas que parece que son malas