ViralPlus

Cinco desastres naturales en España que marcaron nuestra vida

  • Los desastres naturales muestran siempre la solidaridad de las personas
  • El ser humano puede ser el peor enemigo de su propio entorno
Imagen: Reuters

Cuando la naturaleza está en peligro nos damos cuenta de lo muchísimo que la necesitamos. Los mayores desastres que han afectado a la madre naturaleza en España siempre movilizan a un montón de personas que se vuelcan a ayudar sin ningún tipo de interés más que el de proteger el medio ambiente.

Por desgracia, gran parte de los incidentes fueron causados por mano humana. La contaminación y destrucción que han producido algunos de estos sucesos demuestra que el ser humano puede ser el peor enemigo de su propio entorno. Por otra parte, cuando realmente el país es azotado por un desastre de origen natural nos damos cuenta de lo minúsculos que parecemos frente a la fuerza de la madre naturaleza.

Ya sea a manos del hombre o de la propia naturaleza, te contamos algunos de los momentos donde el entorno natural y la biodiversidad de España corrieron grave peligro.

1. Riada del Camping de Biescas

Imagen: EFE

La tarde del 7 de agosto de 1996, una terrible tormenta en el pirineo Aragonés provocó una fuerte riada que arrasó el Camping Las Nieves situado en Biescas (Huesca), en plena temporada turística. Debido al desastre fallecieron 87 personas y 183 resultaron heridas.

La riada apenas duró unos minutos, pero destrozó el camping por completo, se llevó por delante todo lo que se interpuso en su paso, arrastrando caravanas, vehículos y tiendas. Después del suceso, el camping estaba prácticamente sumergido en agua y barro, con árboles y postes eléctricos por los suelos

2. Vertido tóxico en Aznalcóllar

Imagen: EFE

El 25 de abril de 1998 la balsa de almacenamiento de residuos peligrosos de la mina de pirita de Aznalcóllar (Sevilla) causó al romperse un vertido de seis millones de metros cúbicos de ácidos y aguas tóxicas. El vertido acabó afectando al río Guadiamar y se extendió hasta la periferia del Espacio Natural de Doñana.

La catástrofe afectó drásticamente a la flora y fauna autóctona, toneladas de peces murieron por causa de la radiación. Las organizaciones medioambientales y los científicos advierten de que todavía quedan balsas de este tipo en España, y que pueden sufrir un accidente similar en cualquier momento

3. El Prestige

Imagen: Reuters

El 19 de noviembre de 2002 el petrolero "Prestige" se hundió frente a las costas gallegas ocasionando un grave vertido. El "chapapote" no tardó en llegar a las playas gallegas, (la mayoría fueron evacuadas dada la magnitud del desastre) toneladas de fauna marina fallecieron e incluso las gaviotas quedaban envueltas en petróleo al posarse en el mar.

El pueblo gallego se volcó en cuerpo y alma para ayudar a limpiar el desastre, miles de personas se acercaron a las playas para tratar de limpiar el petróleo con sus propias manos. Se trata de una de las crisis medioambientales más graves sufridas en Galicia, y cada aniversario pueden verse banderas de "Nunca mais" con una bandera gallega de luto, con el fondo negro en lugar de blanco.

4. El terremoto de Lorca

Imagen: Wikipedia

El 11 de mayo de 2011, la localidad murciana de Lorca se vio afectada trágicamente por un intenso terremoto. Nueve personas fallecieron y los daños materiales fueron incalculables. Miles de personas tuvieron que abandonar sus casas, ya fuese porque estaban cerca de la zona afectada, o porque directamente se había venido abajo. Esto demostró que España, pese a no se un lugar con gran actividad sísmica jamás debe subestimar la fuerza de la naturaleza.

5. Los incendios en Galicia

Imagen: EFE

Todos los veranos los incendios en los montes gallegos son por desgracia habituales. 2017 fue particularmente crítico para muchas familias que vivían en las zonas más rurales de la Galicia, e incluso en algunas ciudades. Hasta 200 incendios activos se registraron ese fatídico fin de semana del 16 de octubre, convirtiéndose en la peor oleada de incendios de la última década.

Los vídeos de la gente cruzando carreteras rodeadas de fuego, o huyendo de sus casas a punto de ser devoradas por las llamas estremecieron al país entero. Nunca se demostró que los incendios fueran por obra humana pero por desgracia los montes gallegos siguen siendo un claro objetivo para pirómanos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin