ViralPlus

¿Por qué las bolsas de patatas fritas nunca están llenas hasta arriba?

  • Seguramente odias cuando abres una bolsa y ves que está medio vacía
  • Como con cualquier otra cosa, hay una lógica detrás de todo esto
Imagen: iStock

¿No odias cuando abres una de estas bolsas y encuentras que el paquete está medio vacío? ¿Cuáles son las empresas de patatas fritas que intentan engañarnos? La verdad es que ninguna. De hecho, ese espacio está ahí por una muy buena razón.

Si eres un amante de este tipo de snacks sabrás que no importa qué marca compres; cuando abres una bolsa de patatas fritas siempre está medio llena. Esto puede llegar a ser bastante decepcionante, ya que desearías que dicha bolsa estuviera llena hasta el borde. No obstante, hay una lógica detrás de todo esto.

La razón por la que está medio llena

La razón principal de esta triste realidad se debe para proteger estos delicados productos del daño de las bruscas manipulaciones durante el proceso de envío. El viaje desde la fábrica donde se produce hasta el estante de tu supermercado preferido puede ser bastante accidentado, por lo que ese espacio vacío sirve como colchón de aire para evitar que se conviertan en migajas.

Además, cuando las bolsas de patatas fritas se apilan una sobre otra en cajas, se amontonan en espacios muy reducidos y se mueven bruscamente en la parte trasera de los camiones de reparto. Si no fuera por ese espacio de aire, tus patatas probablemente parecerían pan rallado.

Pero espera, aún hay más

Tampoco se trata de un espacio vacío de aire que infla las bolsas de patatas fritas: es nitrógeno. El oxígeno puede hacer que los snacks se echen a perder; el aceite puede ponerse rancio y la humedad del aire hacer que las patatas se vuelvan blandas. En su lugar, los paquetes se llenan con nitrógeno para ayudar que los refrigerios se mantengan frescos.

El relleno de nitrógeno no es dañino, ya que aproximadamente el 78% de aire que respiramos está compuesto por este elemento. Sin embargo, eso sigue sin excusar la gran proporción de espacio que ocupa el gas en una bolsa que se supone debe llenarse de comida.

¿Todavía te sientes engañado?

Hay una manera de saber cuántas patatas fritas hay en esa bolsa antes de abrirla. Las Leyes de Empaquetado y Etiquetado requieren que los fabricantes indiquen el peso neto del contenido de sus productos para evitar fraudes o engaños. La próxima vez que vayas a comprar alguno de estos snacks, presta atención al peso que está impreso en la bolsa. De esta forma, podrás discernir si estás obteniendo lo que estás pagando.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin