Buscar

Cinco reglas que debes seguir si tienes las encías sensibles

23/07/2018 - 13:10
  • Son generalmente el resultado de un esmalte dental desgastado
  • Hay ciertas actividades que puedes seguir para minimizar sus efectos
Imagen: iStock

Tenemos el verano sobre nosotros y es prácticamente imposible con estas temperaturas no beber o comer cosas frías. Sin embargo, hordas de amantes de helados en todo el país se ven incapaces de probar bocado debido a un fuerte dolor de encías. ¿Deseas evitar una situación similar o reducir la sensibilidad?

Las encías sensibles son generalmente el resultado de un esmalte dental desgastado. Otras veces, sin embargo, esta incomodidad es causada por otros factores como por ejemplo dientes agrietados. Si te encuentras entre el grupo de personas que padecen esta dolorosa afección, hay ciertas actividades que puedes llevar a cabo para minimizar sus efectos.

1. Evita cepillarte agresivamente

Muchos de nosotros nos cepillamos los dientes con fuerza para asegurarnos de eliminar cualquier resto de comida. Si bien hacerlo permite que nuestros dientes luzcan como perlas, existen ciertas reglas que debes seguir si padeces encías sensibles. La primera es elegir un cepillo con cerdas blandas para masajear los dientes suavemente. Por otro lado, es importante cepillarlos en un movimiento circular y suave, con la cabeza del cepillo apuntando siempre hacia abajo.

2. Utiliza pasta de dientes diseñada para encías sensibles

Puede que te parezca un detalle sin importancia, pero uno de los primeros pasos para controlar el dolor de encías es cambiar tu pasta de dientes habitual por una específicamente diseñada para dientes sensibles. Las pastas dentífricas hipersensibles tienen la función de proteger los dientes y bloquear esa molesta irritación de encías. Estas pastas dentales son ricas en flúor, nitrato de potasio y cloruro de estroncio; sustancias que, en definitiva, actúan efectivamente como crema protectora.

3. Sigue una rutina para tu higiene bucal

Tener una rutina regular en cuanto al cuidado bucal es un buen consejo para cualquier persona, pero es especialmente importante para aquellos que sufren encías sensibles. En este caso, se recomienda cepillarse los dientes por la mañana y por la noche, usar hilo dental y reemplazar el cepillo tan pronto como las cerdas comiencen a deshilacharse. Además, se sugiere que también se utilice un enjuague bucal con alto contenido en flúor todos los días, ya que éste puede ayudar a reducir la sensibilidad.

4. Aléjate de comidas y bebidas ácidas

Si experimentas sensibilidad dental, probablemente estés al tanto de que ciertos alimentos calientes, fríos y dulces provocan dolor de encías. La forma más sencilla de minimizar este efecto es evitando comer alimentos muy fríos o calientes, comidas con un alto contenido en azúcar, frutas que contengan ácido cítrico y refrescos o bebidas gaseosas.

5. No ignores los signos de esta afección

Padecer esta afección bucal puede hacer que tus dientes se separen de las encías, dejando las raíces al descubierto y empeorando el problema. Si tus encías están rojas, más hinchadas de lo habitual o sangran cuando cepillas los dientes, debes visitar a tu dentista lo antes posible. Sólo él o ella puede determinar la gravedad y recomendarte un tratamiento más adecuado.

Comentarios 0