Buscar

Si ves esta especie de planta invasora ni se te ocurra tocarla

25/07/2018 - 12:27
  • Las plantas han desarrollado habilidades para disuadir a sus depredadores
  • Varias de estas defensas naturales pueden causar reacciones dañinas en la piel
Imagen: iStock

Dicen que la naturaleza es muy sabia; incluso las plantas han desarrollado una serie de habilidades para disuadir a sus depredadores. Desafortunadamente para los humanos, varias de estas defensas naturales pueden causar reacciones dañinas en nuestra piel.

Existen centenares de plantas que podrían causar erupciones en la piel si las tocas. No obstante, hay una nueva especie invasora potencialmente fototóxica que se ha extendido por varios países, y España es uno de ellos. Suena como una criatura malvada sacada de un cuento de hadas, pero créenos, deberías evitarla.

Esta peligrosa planta se llama Heracleum mantegazzianum (o perejil gigante) y ha sido clasificada por el Real Decreto como una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats y el ecosistema. Mide alrededor de 4 metros de alto y se distingue por sus grandes tallos con hojas y flores blancas que llegan a alcanzar los 10 centímetros de diámetro.

La razón por la que debes evitar tocarla a toda costa es debido a que está cubierta de savia tóxica que puede causar quemaduras, decoloraciones de la piel, severas urticarias y posible ceguera. Después de haber tomado contacto con sus vellosidades, los rayos UVA del Sol inciden sobre las mismas, provocando este tipo de sarpullidos.

El químico tóxico en la savia de la planta se llama furanocumarinas, y mientras más cantidad se adhiere a la piel, mayor es el daño que causa. En el hipotético caso de que entraras en contacto directo con sus vellosidades, tu piel se vería incapaz de protegerse del sol… Por lo que la dermis empezaría a quemarse y cicatrizarse fácilmente.

¿Cómo se identifica la planta? ¿Qué hacer si la tocas?

Una manera fácil de identificar la planta es mirando el tamaño y la composición de su tallo: son gruesos y verdes con manchas violetas o púrpuras con pelos blancos. Habitualmente se encuentran en áreas abiertas -como campos o bosques- con tierra liviana y húmeda o en zonas parcialmente sombreadas a lo largo de ríos, arroyos y carreteras.

En el desafortunado caso de que entraras en contacto con la planta, debes lavar inmediatamente el área afectada con abundante agua y jabón. Lo más probable es que notes que tu piel comienza a reaccionar a la savia a los 15 minutos después de haberla tocado. También es muy importante cubrir la zona para que no esté expuesta a los rayos ultravioleta.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0