Buscar

Estás arruinando tus platos por culpa de estos errores de novato

13/08/2018 - 13:39
  • Todos nos hemos enfrentado a esta situación en un momento u otro
  • Incluso los cocineros más experimentados aún cometen fallos en la cocina
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Decides cocinar un plato, sigues exactamente las instrucciones, teniendo el cuidado de medir las proporciones correctas según la receta... Pero estás a un millón de kilómetros de tus expectativas. Si te suena familiar, no te preocupes, todos nos hemos enfrentado a esta situación en un momento u otro.

Incluso los cocineros más experimentados aún cometen fallos en la cocina. Ya sea que se trate de un mal hábito, falta de tiempo o, simplemente, de no saber hacerlo mejor, todos nos equivocamos de vez en cuando. Por supuesto, esto no significa que seas un mal cocinero, muchos de los grandes comparten estos mismos errores.

Entonces, ¿cuál es el problema? Para evitar malos hábitos y hacer excelentes platos, hoy resaltamos cinco de los errores más comunes cometidos al cocinar.

1. Cocinar verduras mojadas

Puede que, hasta este momento, ni siquiera te habías dado cuenta de que estabas cometiendo este error. Lavar los vegetales es fundamental, pero no secarlos antes de cocinarlos puede arruinar estrepitosamente un plato. Cuando están demasiado húmedos, el agua crea un vapor que hace que la comida se vuelva blanda. Al secarlas, las verduras se mantienen frescas y crujientes. Además, la comida húmeda también puede ser un peligro cuando se vierte en una sartén caliente con aceite. Antes de cocinarlos, colócalas en un paño limpio o papel de cocina y sécalos, vale la pena perder un poco de tiempo en hacerlo.

2. Freír con aceite de oliva

A altas temperaturas, el aceite de oliva pierde todo su valor nutricional y comienza a arder, y eso puede arruinar por completo el sabor de la comida que estabas preparando. Por lo tanto, en su lugar, es mejor que dejes el aceite de oliva para ensaladas o tostadas y el aceite de girasol para freír.

3. Cocinar carne sacada directamente de la nevera

Cocinar carne inmediatamente después de sacarla de la nevera puede hacer que esté poco cocida por dentro y demasiado hecha por fuera. Esto sucede básicamente porque está demasiado fría. Es por ello que debes asegurarte de dejar que la carne repose a temperatura ambiente durante unos 15 minutos antes de empezar a cocinarla. Mientras tanto, puedes aprovechar para preparar otras cosas: saca todos los ingredientes y las herramientas que vayas a emplear, cortar patatas, calentar el aceite, etc.

4. Usar una olla demasiado pequeña para la pasta

El problema de utilizar un recipiente demasiado pequeño es que la temperatura del agua disminuye cuando se agrega la pasta. En el caso de que viertas más pasta que agua, lo que pasará es que tardará mucho más tiempo en cocerse, y durante ese período de tiempo la comida se volverá blanda. Probablemente no sea el plato de pasta que te habías imaginado.

5. Abrir el horno para comprobar la comida

Puede llegar a ser muy tentador abrir varias veces la puerta del horno para comprobar que la pizza o cualquier otro alimento se está haciendo, y así evitar que se queme. Sin embargo, cada vez que abres la puerta, se libera suficiente calor como para cambiar la temperatura de su interior. Si deseas ver la comida, mira a través del cristal.

Comentarios 0