ViralPlus

¿Qué pasa en tu estómago cuando tragas un chicle sin querer?

  • Que ocurra repetidamente puede provocar un estreñimiento grave
  • Llevamos masticando chicle desde que tenemos uso de razón
Imagen: iStock

Pongámonos en situación. Estás haciendo cualquier cosa mientras masticas un chicle. De repente, notas como baja lentamente por el esófago. Te lo has tragado. Es entonces cuando empiezas a recordar que una vez te dijeron que si te lo tragas se te quedará en el estómago toda la vida. Aún así no estás muy convencido de que sea cierto. Entonces, ¿qué pasa realmente cuando tragas una goma de mascar sin querer?

Los chicles son una sustancia muy popular en el mercado. Es curioso que a pesar de ser algo que se mastica, no es "comida". Cierta parte de su popularidad viene dado por la ayuda que presta a las personas que buscan dejar de fumar, pero su fama viene de mucho más atrás.

Los seres humanos llevamos masticando chicle prácticamente desde que tenemos uso de razón, pues es algo que encontramos relajante. Las primeras gomas de mascar estaban hechas de algunos tipos de alquitrán natural y savia de árbol -principalmente del árbol de caucho- y a partir de ahí, la composición de los chicles ha ido variando hasta llegar a lo que hoy conocemos como tal.

Todas estas sustancias y materiales, desde la savia de caucho hasta el plástico, tienen algo en común; no pueden ser digeridos por el aparato digestivo humano. En la actualidad los chicles están hechos por una composición de polímeros, en resumen, esencialmente son plástico masticable con sabores.

En caso de tragarlo sin querer, el cuerpo humano no contiene ningún químico en el estómago capaz de digerir este tipo de sustancias. Por supuesto, esto no quiere decir que el chicle permanecerá para siempre en nuestro organismo si lo tragamos, solo que el proceso de expulsión será más lento.

El proceso de expulsión es natural

A medida que vamos ingiriendo alimentos, el conjunto de residuos va empujándose de camino al aparato excretor, llevándose lo que queda del chicle con el. El proceso sigue siendo natural, y no hay razón para alarmarse si alguna vez te tragas un chicle. En ese caso, lo más peligroso sería que la goma obstruyese tu esófago y te ahogase, pero si llega al estómago, saldrá tarde o temprano.

El problema aparece cuando se sucede una ingesta continuada, que puede causar graves problemas digestivos. Tragar mucha cantidad de chicle provoca estreñimiento grave y muy doloroso, y en ocasiones requiere atención médica de urgencia. Los niños suelen tener problemas para masticar chicle, ya que directamente no están acostumbrados a masticar algo y no tragarselo, por eso, la precaución debe acentuarse en estos casos.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

rafael
A Favor
En Contra

no sé el website

Puntuación -6
#1
Pa tu tí­a
A Favor
En Contra

Hace años que no compro. Por aquello de la mier.. del sorbitol cancerígeno.

Puntuación 6
#2