ViralPlus

Argumentos científicos por los que los lunes son el peor día de la semana

  • No están hechos para todo el mundo y las razones son más que obvias
  • Te ayudarán a entender porqué los lunes son días especialmente difíciles
Imagen: iStock

Los lunes no están hechos para todo el mundo y las razones son más que obvias. Es el primer día después del fin de semana, y todos sabemos que los fines de semana pasan demasiado rápido. Llega el lunes y tenemos que madrugar, ir a trabajar o a estudiar y llevar mil responsabilidades después de dos días de completa libertad.

La simple idea de pensar que el día siguiente es lunes hace que muchos de nosotros nos sintamos frustrados: es el comienzo de un período de cinco días hasta que llegue de nuevo el esperado fin de semana. Sin embargo, es seguro decir que nunca te has parado a pensar qué es lo que hace que los lunes sean tan horribles.

La ciencia puede explicar muchas cosas, incluso por qué los lunes son con diferencia el peor día de la semana. Así que hoy hablaremos de algunos argumentos científicos que te ayudarán a entender porqué los lunes son días especialmente difíciles.

Cambio en el patrón del sueño

Nuestra mente es esclava de nuestro reloj biológico. Al igual que los polémicos cambios de hora nos afectan física y mentalmente, dormir unas horas de más los fines de semana pueden provocar un cambio en nuestro reloj biológico. Pero como la mayoría de nosotros no descansamos lo suficiente entre semana, tratamos de compensar esa falta de sueño los sábados y domingos. Según los científicos, ese sueño adicional puede hacer que nos sintamos más cansados al comienzo de la semana y hacer que sea aún más difícil levantarse un lunes por la mañana que cualquier otro día.

Cambio emocional

Un estudio afirma que a pesar de la mala reputación que tienen los lunes, en realidad no son peores que el resto de días de la semana: es solo nuestra memoria lo que los hace parecer tan terribles. En una encuesta, los participantes calificaron su estado de ánimo igual en todos los días, pero en retrospectiva, recordaron los lunes como el peor. Esto se debe a un fuerte cambio emocional que va desde el domingo hasta el comienzo de la semana. A todos nos cuesta arrancar después de un buen fin de semana de descanso.

Socializar

Uno de los argumentos más curiosos por los que podemos sentirnos tan fatigados los lunes puede deberse a no haber hablado con nuestros compañeros. Según los científicos, debemos asegurarnos de hablar con nuestros compañeros durante el fin de semana para prepararnos para la próxima semana, ya que si no lo hacemos, podemos sentirnos fuera de lugar.

Somos menos saludables

No solo te puedes sentir menos saludable por los excesos del fin de semana, sino que literalmente eres menos saludable los lunes. Varios estudios han descubierto que incluso las personas que se mantienen al margen de los excesos, pesan más al comienzo de la semana. El mismo estudio descubrió que nuestra presión arterial es más alta los lunes, al igual que la probabilidad de enfermar.

Estamos menos comprometidos con nuestro trabajo

Si los lunes por la mañana te cuesta arrancar, no estás solo. Según una encuesta, el 70% de las personas están completamente desconectados de su trabajo los lunes. Este es un sentimiento que comienza el domingo por la noche, lo que lleva a un lunes poco productivo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin