ViralPlus

El secreto que esconde la escena más famosa de 'Jurassic Park'

  • Incluso si no has visto la película, seguro que estás familiarizado con la escena
  • Un vaso de plástico con agua vibra cada vez que el T.Rex pisa fuerte y se acerca
Imagen: Jurassic Park / Steven Spielberg

Incluso si no has visto nunca la película de Jurassic Park de 1993, es seguro decir que probablemente estás familiarizado con una de las imágenes más escalofriantes del filme. Previa aparición del T.Rex, varios personajes se encuentran detenidos en mitad del parque, está lloviendo y se ve un vaso de plástico con agua que vibra cada vez que la bestia pisa fuerte.

Steven Spielberg tiene la genial habilidad de crear tensión y suspense antes de mostrar a las criaturas de algunas de sus películas. En E.T., nos muestra un cobertizo de madera lleno de niebla al que Elliot lanza una pelota y "algo" se la devuelve; en Tiburón (Jaws), el depredador no asoma su cabeza hasta el tercer acto de la película, y en Encuentros en la tercera fase, los alienígenas no aparecen hasta los últimos minutos de la cinta.

Este mismo truco es el que utiliza Spielberg para crear tensión en la emblemática escena del T.Rex en Jurassic Park. Antes de hacer su primera gran aparición en pantalla, se deduce que algo de enormes dimensiones se aproxima gracias a la icónica imagen del vaso de plástico con agua vibrando.

Supuestamente, esta ingeniosa idea surgió cuando Steven Spielberg conducía su coche mientras sonaba el potente bajo de la canción "September" de Earth, Wind, and Fire. El director descubrió que el espejo de su retrovisor vibraba con el sonido... Y el resto de los acontecimientos ya han hecho historia.

Según comenta el supervisor de efectos de los dinosaurios, Michael Lantieri, en los extras del Blu-ray de Jurassic Park, costó bastante trabajo hacer que la visión de Spielberg cobrara vida. De acuerdo con lo que cuenta, el movimiento de los espejos fue fácil de recrear: colocaron un pequeño motor vibrador que los sacudió. Pero la vibración del agua era otra historia completamente distinta. ¿La solución? Poner la canción que había inspirado la escena.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin