Buscar

Fobias relacionadas con la Navidad; ¿padeces alguna de ellas?

17:52 - 15/12/2018
  • La Navidad se puede dividir perfectamente en dos tipos de personas
  • Si odias esta fiesta, todo puede ser aún más dramático si tienes fobia a algo
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

La Navidad se puede dividir perfectamente en dos tipos de personas: las que les encanta esta época festiva y las que no la pueden ver ni en pintura. Hay gente para todo, y como tal, están aquellos que estas fechas del calendario les parecen un completo infierno. Hace frío, hay que despilfarrar dinero en regalos, en los comercios y las grandes avenidas se reproducen los villancicos de turno y, por si fuera poco, hay que poner buena cara y reunirse obligatoriamente con la familia para atiborrarse de comida.

No obstante, toda esta situación puede ser aún más dramática si eres una persona que padece alguna fobia. Ese miedo abrumador y exagerado que a veces se convierte en un ataque de ansiedad o pánico puede ser el motivo por el que odias tanto la Navidad. Y dado que la temporada navideña puede ser muy estresante, estas son algunas de las fobias más raras relacionadas con esta fiesta. ¿Sufres alguna de ellas?

Doronofobia: miedo a abrir regalos

Para algunos, los regalos son una de las mejores partes de la Navidad. Algunas veces nos sorprenden con algo que queríamos y otras muchas nos tenemos que conformar con el mismo par de calcetines de todos los años. No obstante, para las personas que padecen doronofobia puede ser un verdadero infierno. Sí, los individuos que padecen esta fobia tienen miedo a recibir y abrir regalos, pero solo de aquellos que vienen de un enemigo o de alguien que no lo conoce bien.

Dendrofobia: aversión a los árboles de Navidad

Llegado el momento, los árboles de Navidad se convierten en los protagonistas de cualquier casa: será donde Papá Noel o los Reyes Magos dejen sus regalos. Más tradicionalmente, los decoramos con todo tipo de abalorios; desde bolas y estrellas hasta luces de colores intermitentes. Pues bien, hay personas que tienen miedo a estos seres inanimados... Razón por la que probablemente prefieren montar el Belén.

Selafobia: temor a las luces intermitentes

Esta fobia bien podría estar relacionada con los árboles y sus luces, ya que la selafobia es la aversión a las luces que se encienden y se apagan constantemente... Un detalle que podemos encontrar desde el árbol de Navidad de nuestra propia casa hasta las luces que vemos en los comercios o las grandes avenidas.

Cibofobia: miedo a comer o a los propios alimentos

Entre otras miles de cosas, la Navidad se caracteriza por las grandes comidas y cenas, ya sean familiares o de empresa. Sin embargo, puede ser una auténtica pesadilla para aquellos que sufren cibofobia: miedo irracional a comer o a los propios alimentos. Imagínate llegar a casa de tu abuela, quien ha preparado comida para casi 20 personas, y tu te sientes incapaz de probar bocado por la cantidad de alimentos que ves en la mesa. O, peor aún, estás a dieta y tienes miedo de recuperar lo perdido en menos de una semana.

Taasofobia: la sensación de perder el tiempo sentado

Si a las comidas y cenas familiares le añadimos que tenemos que pasar horas y horas sentados porque no nos queda otra, si sufres taasofobia esto puede ser aún más dramático. Esta fobia es la sensación de miedo a sentarse, tener la impresión de estar perdiendo el tiempo sentado o tener que esperar sentado.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0