Buscar

¿Estás agarrando el volante correctamente? Esta es la forma más segura

27/12/2018 - 14:09
  • Es una precaución de seguridad que todos deberíamos tener en cuenta
  • Uno de los aspectos que tenemos que seguir si queremos garantizar la seguridad
Imagen: iStock

Agarrar correctamente el volante del coche es una precaución de seguridad que todos deberíamos tener en cuenta cada vez que nos ponemos a conducir. La colocación de nuestras manos en el volante es, además, uno de los aspectos que tenemos que seguir a rajatabla si queremos garantizar nuestra seguridad y la de los que viajan con nosotros. Muchos conductores se preguntan por qué es tan importante la forma de sostenerlo; la razón se encuentra en que los que lo utilizan de la manera correcta tienen menos probabilidades de tener un accidente y porque se evitan muchas lesiones.

No son pocas las personas que piensan que la mejor manera de agarrar un volante es colocando las manos a las diez y a las dos en punto, pero es bastante peligroso si tenemos en cuenta la posición del airbag. Durante años fue la mejor forma de sostener el volante porque brindaba un mayor control sobre el vehículo, pero insistimos en que el diseño actual de los airbags hace que sea sumamente peligroso. En su lugar, debes sujetar el volante en una posición más baja. Es decir, con las manos colocadas en las nueve y las tres en punto.

A la hora de sostener el volante, colocar tus manos en dirección a las diez y a las dos en punto de un reloj ofrece más comodidad. Pero si las manos se encuentran en este punto en un accidente y el airbag se despliega, hay más probabilidades de romperse la nariz o de sufrir una lesión en la cabeza. En cambio, si las manos se encuentran en la parte inferior -colocadas en las nueve y las tres en punto-, la fuerza del airbag dispara los brazos hacia abajo.

La reacción química que activa el airbag presenta un peligro para la seguridad si no tenemos las manos en la posición adecuada. Cuando el vehículo detecta un choque, un destello de gas nitrógeno despliega la bolsa de aire, amortiguando la cabeza y la parte superior del conductor en caso de que el impulso sea hacia adelante. Pero si tus manos están demasiado cerca de la bolsa de aire cuando se abre, los químicos pueden causar daños adicionales. Es por ello que la solución a estos riesgos es simplemente cambiar la posición de tus manos y agarrar el volante en los lados opuestos.

Comentarios 0