Buscar

¿Usas secadora en casa? Asegúrate de nunca meter estas prendas en ella

17:47 - 12/01/2019
  • Es uno de esos aparatos que hacen las tareas domésticas un poco más sencillas
  • Muchas de las prendas que introducimos en la secadora se echan a perder
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Para aquellas personas que tras poner una lavadora no pueden tender las prendas al aire libre o en el tendedero, la secadora es uno de esos electrodomésticos que hacen las tareas domésticas un poco más sencillas. Pero a pesar de que no hace falta tener un título de ingeniero para saber cómo ponerla en funcionamiento, siempre seguimos las mismas rutinas y cometemos los mismos errores.

En consecuencia, muchas de las prendas que introducimos en la secadora se echan a perder. Si bien es verdad que aporta una gran cantidad de beneficios cuando se trata de secar la ropa, hay algunas prendas que ni por asomo deberías introducir en la secadora.

Bañadores. Soportan el calor de playa, pero no el calor que se genera en el interior de la secadora. La temperatura que alcanza este electrodoméstico para secar la ropa es capaz de deformar y romper la lycra de los bañadores.

Zapatillas de running. Tratar de secar las zapatillas de running puede ser un error bastante caro, especialmente si terminan encogiéndose por el calor. Puedes lavar tranquilamente tus zapatillas de correr, pero asegúrate de leer la etiqueta para saber si puedes meterlas en la secadora.

Medias. Incluso si solo las pones durante cinco minutos, corres el riesgo de que se enreden y anuden. En caso de meterlas en la secadora, se recomienda introducirlas en bolsas de lavado especiales.

Alfombrillas de goma. La secadora es el peor enemigo de las prendas y otros útiles elásticos, básicamente porque las altas temperaturas del aparato desgastan y rompen este material. Cuando se trata de esas típicas alfombrillas con base de goma que impiden que resbalemos al salir de la ducha, ten por seguro que el calor las romperá.

Ropa interior. Es lo más fácil que puede caer en el interior de una secadora con el resto de prendas. Desafortunadamente, esto podría ser una mala noticia tanto para la ropa interior como para la lencería. Los ganchos y alambres de la lencería sobre la ropa interior se adhieren unas con otras, incluso sobre sí misma, lo que da como resultado rasgaduras y agujeros. Todo por no decir que el calor de la secadora hará que pierdan su elasticidad y forma.

Cualquier prenda con pedrería. Introducir este tipo de prendas no solo dañará a otras que la acompañen, sino que además la pedrería se despegará.

Cama de mascota. Si tienes un animal de compañía, hay muchas probabilidades de que puedas dar fe de que el pelo de las mascotas aparece en todas partes. En chaquetas, alfombras, toda la cama, pantalones, camisetas... ¿La peor parte? Todo ese pelo puede agruparse dentro de la máquina, lo que puede obstruir los filtros y provocar todo tipo de problemas. Antes de introducir cualquier prenda a secar, asegúrate de programar la lavadora en caliente.

Comentarios 0