Buscar

El hipnótico mecanismo de las abejas asiáticas para defenderse de avispas

22/01/2019 - 14:26
  • Las abejas asiáticas construyen sus colmenas a la intemperie
  • Danzan en sincronía para defenderse de posibles depredadores
Imagen: iStock

Muchas especies de abejas construyen sus colmenas en lugares difíciles de encontrar para protegerse de posibles depredadores, pero las abejas asiáticas lo hacen a la intemperie y se exponen a todo tipo de peligros. Sin embargo, han desarrollado un mecanismo de defensa increíblemente hipnótico de ver: danzan en sincronía para defenderse.

Las abejas asiáticas tienen diferentes mecanismos defensivos. Uno de ellos consiste en calentar su zona abdominal a más de 37 grados centígrados para protegerse de las avispas, las cuales mueren a esta temperatura. Varias abejas asiáticas rodean al depredador y lo calientan hasta que muere. No obstante, a pesar de ser un mecanismo que funciona efectivamente con su cometido, también requiere mucha energía.

Si tenemos en cuenta que las abejas tienen que defender su colmena prácticamente todo el día, este mecanismo puede hacer que estén demasiado cansadas para hacer otras cosas, como recolectar comida. Es por esta sencilla razón que varios científicos se preguntaron si la abeja asiática podría tener otra forma de proteger su colmena, una que usara menos energía. Es entonces cuando descubrieron este interesante comportamiento.

Tal y como se puede apreciar en el vídeo, las abejas se agrupan en la capa exterior de la colmena y se mueven de forma similar a cuando la gente hace "la ola" en un partido de fútbol. Pero si hablamos en términos científicos, lo que están haciendo es empujar sus abdómenes hacia arriba y agitarlos de manera sincrónica para confundir a las avispas o cualquier otro depredador. La rozadura de sus alas y la vibración del cuerpo provoca que la señal se transmita a otras abejas, creando así este hipnótico efecto de "onda".

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.