Buscar

Malos hábitos al volante que perjudican nuestra seguridad (y la de los demás)

15:53 - 9/02/2019
  • Siempre hay individuos que no tienen en cuenta las medidas de seguridad
  • Comportamientos que pueden perjudicar a todo aquel que viaje en coche
Imagen: iStock

No somos pocos los que conocemos las advertencias sobre los peligros de la carretera. La velocidad incorrecta, el cansancio, las distracciones y el consumo de alcohol y otras drogas son los principales factores que ponen en riesgo la vida de muchas personas. Sin embargo, siempre hay individuos que no tienen en cuenta las medidas de seguridad al volante.

Hablar por teléfono, poner los pies en el salpicadero, utilizar auriculares o no ponerse el cinturón son algunos ejemplos de malos hábitos al volante. No obstante, existen muchos otros que pueden poner en riesgo nuestra seguridad y la de quienes viajan con nosotros, como almacenar una gran cantidad de artículos en el maletero o agarrar el volante colocando las manos a las diez y a las dos en punto.

Si aún tienes dudas o simplemente curiosidad por los malos hábitos que van a entrar en esta lista, hoy hemos compilado una serie de comportamientos que pueden perjudicar a todo aquel que viaje en coche.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.