Buscar

Alimentos que nunca deberías comer después de medianoche

8:50 - 10/02/2019
  • Siempre debemos tener en cuenta qué alimentos ingerimos
  • Se deben evitar para conciliar bien el sueño y que éste sea reparador
Imagen: iStock

¿Eres una de esas personas que se ha despertado a altas horas de la noche con unas imperiosas ganas de asaltar la nevera o comer un dulce? Si te sientes identificado y sabes que esa mala costumbre no es buena para ti, te explicamos cuáles son los alimentos que nunca deberías comer después de medianoche.

Dormir bien es esencial para el estado de ánimo y la salud en general. Despertarse hambriento no es algo de lo que necesariamente debas preocuparte, pero el rugido de un estómago todas las noches es algo que se debe examinar más de cerca. Hay una gran variedad de motivos que pueden llevarte a abrir la nevera, pero hay ciertos alimentos que no deberías comer después de cenar si quieres conciliar bien el sueño y que éste sea reparador.

Patatas fritas

Cualquier alimento frito nunca debería comerse horas antes de acostarse. El alto contenido en grasa mantiene el cuerpo más concentrado en la digestión que en el sueño, cosa que puede provocar acidez o reflujo gástrico. Lo mismo pasa si hablamos de patatas fritas en bolsa, que además de ser difíciles de digerir, pueden hacer que te levantes en mitad de la noche para beber agua.

Alcohol

A pesar de que siempre se ha dicho que beber alcohol te hace dormir con un bebé, no es recomendable hacerlo por la noche. Ya sea tomar una copa de vino o una cerveza, debes saber que beber alcohol por la noche disminuye significativamente la calidad del sueño haciendo, además, que te levantes sintiéndote menos descansado.

Existen una gran variedad de tés sin calorías y muy relajantes, pero hay algunos que deberías evitar por la noche; el té negro, verde y blanco, así como el chai, contienen teína. Incluso si decides hacerte una infusión de hierbas como la manzanilla, debes asegurarte de no añadir edulcorantes o limón… Tienen propiedades diuréticas y éstas interrumpirán tu descanso para hacer un viaje al baño.

Palomitas

Es un clásico para ver películas, pero hay una buena razón para evitar este snack por la noche: la sal. Antes de acostarte no deberías comer nada demasiado salado porque te dará sed cuando ya estás empezando a conciliar el sueño. En caso contrario, seguro que te levantas con la boca seca.

Helado

Cuando tenemos helado de tarrina comemos en exceso porque prácticamente no hay límite. Es por esta sencilla razón que las grasas y los azúcares añadidos de los helados pueden desencadenar indigestión y reflujo gástrico, sobretodo por la noche.

Chocolate

A pesar de que este dulce tiene innumerables beneficios para la salud, debes evitar comer chocolate por la noche porque contiene estimulantes y son una bomba para el estómago. Te costará conciliar el sueño, sudarás e incluso puedes llegar a tener alguna que otra pesadilla.

Pizza

La pizza es solo un ejemplo. En general, cualquier alimento con alto contenido en grasas no es bueno, pero por la noche mucho menos porque nuestro cuerpo encuentra dificultades para digerirlas, provocan pesadez y aumentan el reflujo gástrico. Todo ello se puede resumir en una palabra: insomnio.

Cereales

Algunos de esos antojos nocturnos pueden llegar a convertirse en un buen tazón de leche con cereales y, sin embargo, deberías evitarlo. La razón se debe al alto contenido en azúcares y carbohidratos, sustancias que dan energía y que el organismo es incapaz de quemar.

Comentarios 2

#1
10-02-2019 / 13:09
El crítico
Puntuación 1

En mi casa mis necesidades fisiológicas NO las hago en el baño porque no tengo, las hago en el retrete.

#2
11-02-2019 / 00:55
RODOLFO ZALAYA ZUBIZARRETA
Puntuación 2

La noticia debería titularse:

"Alimentos que nunca debería comer Cenicienta después de medianoche".

Yo siempre ceno todo eso. Y siempre después de medianoche. Y no me he muerto todavía.