Buscar

Hábitos de higiene personal que sigues a diario y no son tan saludables como pensabas

17:46 - 21/04/2019
  • Ciertos hábitos no son necesarios, sino más bien perjudiciales
  • Las largas duchas de agua caliente, mejor por la noche
Ducha. Imagen: iStock

Mantener la higiene personal está muy bien, es necesaria sin ir más lejos, pero te has preguntado alguna vez si todo el proceso que sigues a diario es el correcto.

Mantener la higiene personal es poco más que una obligación. Gracias a ella podemos evitar enfermedades o tener un buen aspecto de cara al público; un proceso que en su mayoría nos han inculcado desde pequeños y seguimos a diario desde que nos levantamos hasta el preciso momento de irnos a la cama. Pero, ¿estás seguro de que todas esas acciones que llevas a cabo son realmente las idóneas para tu cuerpo?

Bastoncillos para los oídos

Los bastoncillos de los oídos son uno de esos elementos a los que recurrimos a menudo tras cada ducha para limpiar los restos de cera en las orejas. No obstante, no son pocos los médicos que para nada recomiendan su uso. El motivo no es otro que el algodón de los extremos ha causado innumerables lesiones como tímpanos perforados o incluso infecciones de oído. El mejor método es una buena ducha, ya que el agua que penetra a través de los oídos se encargará de eliminar de forma natural la cera.

Largas duchas con agua caliente

Es especialmente en invierno cuando una ducha de agua caliente por la mañana se convierte en todo un ritual, pero tal vez sólo estés empeorando con ello tu sistema inmunológico. Tal y como han explicado expertos de DermWarehouse, la exposición a largas duchas de agua caliente eliminan las capas protectoras de aceite de nuestra piel, exponiéndolas así a las bacterias. La mejor opción es decantarnos por duchas más cortas y en caso del agua caliente por las duchas. No sólo ayudan a mejorar la frecuencia cardíaca, sino que hacen lo propio con la digestión y la respiración, siendo ideales antes de ir a dormir.

Cepillarse los dientes. Imagen: iStock

Lavarse los dientes cuando terminas de comer

Lavarse los dientes al terminar de comer es uno de esos hábitos que nos han enseñado desde niños, pero puede que no sea el correcto después de todo. La unión de los alimentos que contienen ácido cítrico junto al cepillado puede dañar mucho el esmalte, por lo que lo óptimo es esperar al menos 30 minutos desde que has terminado de comer para realizar el proceso de lavado dental.

Cubrirte la boca cuando vas a estornudar

Un gesto que sin duda realizamos casi de manera automática: cubrirnos la boca con las manos al estornudar. En este caso no es muy complicado pensar en que realizar esta acción puede desembocar en que, a posteriori, toquemos alimentos, elementos como el dinero o las manos de otra persona lo que termina desembocando en caso de contagio si además estamos resfriados. Desde los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos recomiendan taparnos la boca con el codo.

Comentarios 0