Buscar

Este ave exótica "derrota" a la extinción y vuelve tras 136.000 años

21/05/2019 - 13:15
  • El atolón de Aldabra se ha convertido en el nuevo hogar del rálido
  • La ausencia de depredadores en la zona ha facilitado su evolución
Fósil. Imagen: iStock

Increíble pero cierto, un ave que se creía extinta desde hace 136.000 años y que a día de hoy puede encontrarse en un pequeño atolón denominado Aldabra.

La naturaleza ha sido una vez más caprichosa. La historia del rálido de garganta blanca es una de esas curiosidades que merece la pena ser contada. Hablamos de un ave no voladora, cuyo tamaño sería algo mayor al de un pollo y que existió de manera originaria en Madagascar hace la friolera de 136.000 años. Nada nuevo bajo el sol cuando hablamos de especies extintas. Pero, ¿y si esa misma especie hubiera vuelto a la vida?

Ese ha sido el fascinante descubrimiento de un grupo de investigadores de la Universidad de Portsmouth junto al Museo de Historia Natural. Tenemos que viajar desde Madagascar - Océano Índico - hasta un pequeño atolón (o isla coralina oceánica) denominado Aldabra para encontrarnos, de nuevo, con lo que queda del rálido de garganta blanca.

Rálido de garganta blanca. Imagen: iStock

¿Cómo es posible descubrir su existencia miles de años después? Tal y como han destacado los investigadores se trata de un caso de evolución iterativa. Es decir, una evolución repetida del mismo tipo de ancestro pero que ha ocurrido en diferentes momentos de la historia. Debido a los reducidos niveles del mar que se produjeron hace 100.000 años provocó no sólo el que las islas sepultadas por el agua volvieran a salir a la luz, sino que las especies de los rálidos emigraran a Aldabra.

Estas aves se encontraban en su particular paraíso, pues sin depredadores cerca pudieron evolucionar sin riesgo alguno. El estudio publicado en la revista Zoological Journal of the Linnean Society destaca que los descubrimientos realizados en los fósiles con anterioridad sitúan al rálido de garganta blanca como el único ave que han participado en la evolución iterativa.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.