Buscar

¿Conoces este truco para enseñar a atarse las zapatillas a los pequeños?

24/06/2019 - 15:06
  • Existen muchos métodos para atarse los cordones
  • Los peques necesitan una forma sencilla de hacerlo
  • Este truco de un niño americano puede ser la solución
Zapatillas deportivas. Imagen: Pixabay

Una de las primeras cosas que nos enseñan cuando somos pequeños y pequeñas, es la de atarnos nuestros propios zapatos. Obviamente nuestros primeros zapatos o deportivas son de fácil atado, utilizando elementos como el velcro. Pero tarde o temprano damos el paso al calzado que se sujeta al pie con los cordones, y es cuando nuestros profesores y tutores nos enseñan a atarnos los cordones.

Existen muchos métodos para atarse los cordones y no podemos decir cuál es mejor que otro. Pero obviamente cuando somos pequeños necesitamos un método sencillo, básico, para poder atarnos los cordones sin perder demasiado tiempo o la paciencia. También en este caso hay varias formas de enseñar a los más peques de la casa: Japón, España o Estados Unidos tienen varios métodos que se transmiten de padres a hijos.

En este caso os hablamos de un método que siguen en Estados Unidos y puede ser el truco definitivo para enseñar a los peques a atarse los cordones de sus zapatos o zapatillas de deporte. El protagonista del vídeo es un pequeño joven llamado Colton, quien se ata los cordones de sus deportivas rojas mientras su madre lo graba. Según el mismo niño se trata de un truco muy sencillo y sin ninguna complejidad, así que podemos probar a enseñarlo a nuestros hijos e hijas.

Una vez que tengan la zapatilla desatada en su pie, tan solo debe coger los extremos de los cordones y pasarlos por el primer agujero en la parte superior -el que está en el mismo lado-. De esta forma tiene dos lazos en los laterales de la zapatilla. Después sostiene ambos lazos, uno con cada mano, y realiza dos nudos simples con ellos. Sólo falta soltar de los agujeros los dos extremos de los cordones, y quedará un doble nudo bien firme.

Es una buena forma de hacer una doble lazada sin que las pequeña manos de los niños y de las niñas tengan dificultades para sujetar los cordones mientras aprietan el nudo.

Comentarios 0